SIGUEN LOS PROBLEMAS EN BANCO PARIS


luciopavez.jpg

Los trabajadores del Banco París precisamente no están en la ciudad luz. Según cuenta el presidente de su único sindicato, Lucio Pavez, son varios los problemas que han tenido que enfrentar con la administración de esta institución que lleva unos dos años de existencia y donde laboran unas 540 personas a lo largo de todo el país.

El sindicato –que agrupa a 148 personas- partió a medio transcurrir el 2006 luchando para que algunos beneficios que el Banco cancelaba por parejo a todos sus funcionarios – los que los dirigentes llamaban “derechos adquiridos” –se mantuvieran como tales, ya que el banco de pronto dejó de entregarlos por igual creando un sistema de escalas que generó el rechazo de todo el personal por que ellos significaba que muchos funcionarios recibieran sólo parte de lo que se les pagaba a los más antiguos.

En junio del año pasado, los trabajadores sindicalizados del Banco tuvieron su primera negociación colectiva de cuatro años de vigencia. “Creo que en ella nos fue bien –dice Pavez- por que hoy en día se conservan los beneficios que el banco no quería aumentar y porque soy un convencido de que si el sindicato no se hubiera formado estaríamos todos con escala de beneficio.”

Es así que en la negociación los dirigentes lograron achicar la escala para la gente nueva de cinco a cuatro años y se obtuvo un bono de término de conflicto de 500 mil pesos.

– Este es un banco chico donde se siente que no vamos a tener nunca los beneficios de un banco tradicional –dice el dirigente- porque aquí los sueldos son bajos, no se si serán los sueldos más bajos de toda la banca.

El Banco cambió de dueño durante 2006 y eso “se ha notado mucho –cuenta Pavez- porque en la negociación colectiva la gerencia puso sus condiciones. Nos dijeron que viviéramos la realidad, que éramos chicos y que no debíamos pensar en beneficios mayores, sin embargo las utilidades que ha tenido la institución han sobrepasado el 10 por ciento considerado como bueno y es así que el año pasado llegaron a un 23 por ciento, lo que significa que le está yendo bien”.

El dirigente acota que haciendo una comparación, entre Banco Santander y Banco París, este ultimo tiene un porcentaje de utilidades mucho mejor por no tener el nivel de gastos que tiene el primero.

En otro ámbito, el dirigente cuenta que “nos preocupa el tema de las condiciones de trabajo del banco en los centros comerciales debido a que hay incomodidades como cosas tan básicas como que los funcionarios no tienen servicios higiénicos dentro de la sucursal y deben acudir al baño público del edificio”.

Respecto a los horarios de trabajo, Pavez reconoce que por ahora en los centros comerciales el banco sólo atiende de lunes a viernes “pero sus intenciones son hacernos trabajar los fines de semana ya que hoy por hoy se abren las sucursales esos días para ofrecer los productos propios del banco, trabajando con personal externo”.

Im ghostwriter hausarbeit selben jahr wurde er direktor des neu gegründeten kaiser-wilhelm-instituts für zellphysiologie