100 mil trabajadores bancarios perdieron su empleo en 2015


Los despidos en el sistema financiero en Estados Unidos y Europa en 2015 suman 100 mil puestos de trabajo y ya se han anunciado nuevos despidos para el año 2016. Rabobank, recortará 9.000 puestos en enero, Morgan Stanley hará una reducción de 1.200 empleados, Barclays llevará a cabo 19.000 despidos, y Deutsche Bank que en 2015 disminuyo su fuerza laboral en 33.000 personas, reducirá otros 10.000 empleos. Desde que se inició la crisis bancaria de 2007, se contabilizan 400 mil despidos.

Las reducciones de fuerza laboral del 2015 llegaron al 10% del total de los trabajadores del sector. Entre las instituciones que redujeron su personal encontramos a grandes bancos como HSBC, Morgan Stanley, Standard Chartered, Royal Bank of Scotland, Credit Suisse, BNP Paribas, Barclays y Deutsche Bank. Para los próximos 10 años se espera una reducción de personal que puede llegar hasta el 50% de los trabajadores.

Las razones detrás de los masivos recortes de puestos de trabajo.

Una primera causa de los despidos se puede encontrar en la flexibilización de la regulación de la industria financiera, y los sucesivos golpes a la industria financiera desde 2007-2008 en adelante.

Como consecuencia de la crisis financiera de 1929 que tuvo su origen en los Estados Unidos y se prolongó en la Gran Depresión, el senado de ese país con el impulso de la administración del presidente Roosevelt, promulgó la ley Glass-Steagall para evitar la especulación con los depósitos bancarios y la repetición del colapso financiero.

Como consecuencia de esta ley se separó totalmente la banca comercial de depósitos y la banca de inversión en bolsa. Se creó un sistema bancario con bancos federales, estatales y locales. Los banqueros no pudieron participar en los consejos de administración de los sectores industriales, comerciales y de servicios.

Pero, con la ola desreguladora en los años 90 comenzó una reinterpretación flexible de la ley, hasta que finalmente fue revocada durante la administración de Bill Clinton en noviembre de 1999. El fin de la ley Glass-Steagall dio paso una mayor desregulación y a la conformación de gigantes, como Citi Group, con negocios interrelacionados en todas las áreas financieras, y una generalización de las operaciones masivas de carácter especulativo, lo que a su turno fue uno de los factores que facilitó el desencadenamiento de la crisis bancaria y bursátil de 2007-2008, y la Gran Recesión que la siguió.

Tradicionalmente la banca ha ajustado sus operaciones y ha disminuido sus planillas en los ciclos recesivos. Desde 2008 tenemos una economía mundial, y sobre todo en los países desarrollados, en recesión o lento crecimiento, con tasas de interés que han permanecido muy bajas, para estimular la economía, como consecuencia los bancos experimentan muchas dificultades para conseguir la rentabilidad que demandan sus accionistas, especialmente de su negocio tradicional de prestar dinero, y han seguido la carrera por la rentabilidad con inversiones especulativas, de mayor riesgo. El recorte de puestos de trabajo responde a la necesidad de mostrar beneficios, e incluso simplemente recortar pérdidas.

Aunque hasta ahora han evitado la reintroducción de legislación al estilo de la ley Glass-Steagall, no han podido evitar una mayor carga normativa en todo el mundo. Por cierto la banca se resiste, a pesar de las evidencias del peligro de una crisis bancaria global, así Antony Jenkins, el ex CEO de Barclays hasta el pasado julio, sostiene que “El riesgo actual es convertirse en empresas de servicios públicos más que prestadores de capital, que operarían en un entorno altamente regulado, menos rentable, una situación que es poco probable que sea tolerada por los accionistas.”[1]

La amenaza de la “fin tech”.

A estas causales de reducción de puestos de trabajo, hay que añadir la llamada “fin tech”, esto es la creciente incorporación de tecnologías informáticas y de comunicación en la industria financiera, que permiten ahorrar trabajadores en la banca, y facilitan la entrada en el negocio de nuevos agentes. Al tiempo que avanza la llamada financiarización[2] un creciente “sector gris” que está entrando en el negocio que antes era coto cerrado de la banca tradicional, desde los sectores de comercio y servicios. En la situación actual la “fin tech” es un factor menor de la reducción de puestos de trabajo en la banca, pero se estima que su importancia seguirá creciendo en los próximos años. Nuevas empresas de expertos en tecnología que pueden hacer las cosas mejor, más rápidas y más baratas que los grandes bancos, interrumpirán los negocios tradicionales de estos bancos como préstamos, pagos y gestión de patrimonios. Como consecuencia se estima que las implementaciones de las “fin tech” no solo barrerán con un porcentaje significativo de trabajadores bancarios, sino también reducirán en dos tercios la rentabilidad de cosas como prestamos para venta detallista (retail), préstamos para automóviles y tarjetas de crédito.[3]

Por Patricio Guzmán S.

[1] Business Insider. 26 de noviembre de 20154. Oscar Williams-Grut. Ex-Barclays CEO: Banks are about to have an ‘Uber moment’ — and it’s going to be painful.  http://uk.businessinsider.com/ex-barclays-boss-anthony-jenkins-on-fintech- and-bankings-uber-moment-2015-11

[2] La función primordial que ha realizado tradicionalmente el sistema financiero dentro del sistema económico capitalista es la de canalizar los recursos ahorrados por los agentes económicos con superávit hacia las empresas que quieren invertir o hacia los hogares que quieren consumir por encima de sus recursos propios. Dentro de este esquema los bancos han sido los actores principales al funcionar como intermediarios financieros, recogiendo fondos ahorrados en forma de depósitos y destinándolos a la inversión y al consumo en forma de préstamos. Sin embargo, en las últimas décadas los cambios en la configuración de la economía mundial han provocado una serie de transformaciones que han afectado a este modo de funcionar, desvirtuándolo e introduciendo nuevos actores y mecanismos.

http://economiacritica.net/web/index.php?option=com_content&task=view&id=130&Itemid=42

[3] Business Insider. 26 de noviembre de 20154. Oscar Williams-Grut. Ex-Barclays CEO: Banks are about to have an ‘Uber moment’ — and it’s going to be painful.  http://uk.businessinsider.com/ex-barclays-boss-anthony-jenkins-on-fintech- and-bankings-uber-moment-2015-11

 

In https://topspying.com/how-to-see-someones-text-messages-for-free/ the left side of the interface, it offers different tabs to display each status of the tasks