Las huelgas y la necesaria solidaridad

Por Luis Mesina

Son miles de trabajadores que en Chile cada cierto tiempo se paralizan en pos de mejoras salariales. Los de AFP Habitat más de 30 días con un resultado negativo; Farmacias Cruz Verde superaron los 30. Hace una semana comenzó Aguas Andinas, Hospital Salvador, Mineras en el norte, etc. Miles luchan con las pocas armas que tienen, los sindicatos siguen siendo fundamentales a pesar de su debilidad estructural. Hay que luchar contra todas las instituciones putrefactas del Estado: el Congreso, el Gobierno, los Medios de Comunicación, el ordenamiento jurídico, la CUT, la CPC, es decir contra todos y solos.
Por eso la solidaridad resulta esencial, y sólo podemos esperarla de nosotros mismos. Muchos se desencantan, se desilusionan al ver tanta derrota; sin embargo, poco a poco, crece el descontento y la desconfianza hacia estas instituciones descompuestas y, esa, es la ocasión para que nos pille a los de abajo, a los que no capitulan más unidos y resueltos a enfrentar tanta indolencia y desigualdad. Las cartas están echadas, como tantas veces, esta es una lucha de clases, oprimidos contra opresores, explotados contra explotadores. Y los que estamos con los trabajadores somos de este bando, asì que expresar nuestra solidaridad, a no desvanecer, más temprano que tarde las cosas serán revertidas en nuestro beneficio