AFP: Las Razones para Cambiarse al Fondo E

Los últimos datos de rentabilidad real de los diferentes tipos de los fondos de pensiones confirman que lo más razonable es cambiarse al fondo E.

Si se consideran los resultados  del mes de Mayo 2016, pareciera que los fondos con más riesgo, son los que tienen mejores resultados, como puede apreciarse en el cuadro siguiente:

Fondo de Pensiones Tipo A Tipo B Tipo C Tipo D Tipo E
Promedio  2,45  1,78 1,23 0,67  0,13

Pero si se considera lo ocurrido el último año  entonces la situación cambia totalmente:

Según los últimos datos de la Superintendencia de Pensiones, la Rentabilidad Real promedio de fondos de pensiones en los últimos 12 meses, Junio 2015 – Mayo 2016 fue la siguiente:

Fondo de Pensiones Tipo A Tipo B Tipo C Tipo D Tipo E
Promedio -2,72 -1,53 0,00 1,37 2,43

En otras palabras, en el último año solamente los fondos D y E tuvieron utilidades, y el fondo con mejor rendimiento es el fondo E.  En el mismo periodo los fondos A y B perdieron dinero.

Con el sistema de capitalización individual que tenemos en Chile, el dato decisivo para el monto de la pensión futura es la rentabilidad del fondo en el largo plazo. Si el fondo tiene ganancias, se incrementa, por el contrario si sufre pérdidas, el fondo final disminuye. En cualquier caso el monto resultante impacta fuertemente en la pensión final.

Las comisiones son ingresos para las empresas de AFP, no para los fondos de pensiones. Estas comisiones las empresas de AFP que administran los fondos las reciben independientemente de si los fondos previsional tienen pérdidas o ganancias, lo cual nos parece un abuso.

Sin embargo, las menores comisiones, tienen impacto sobre el salario líquido que se recibe, pero no sobre las pensiones. Es decir si la comisión porcentual es menor hay descuentos más bajos de la remuneración y recibimos mayor salario liquido para el bolsillo mes a mes, pero la menor comisión no guarda ninguna relación con el monto de la pensión que se recibe.

Por esto en el sistema de AFP, desde el punto de vista de las pensiones lo más importante es la rentabilidad del fondo, es decir cuánto gana el fondo, y no la comisión que cobra la AFP.

Las AFP invierten nuestros fondos previsionales en títulos que cotizan en los mercados financieros, estas inversiones pueden ser en títulos de renta variables como las acciones cuyo valor sube y baja continuamente, también pueden invertir en títulos de renta fija como los bonos de deuda, en las que el estado o empresa que los emite se compromete a pagar un interés fijo. Los títulos de renta variable son más riesgosos pero eventualmente pueden dar mayores ganancias, y también arrojar mayores pérdidas. En cambio los títulos de renta fija suelen dar un interés bajo, pero fluctúan poco en la bolsa de valores. Dicho de otra manera los de renta variable son los más especulativos. Cada AFP mantiene un sistema de cinco tipos distintos de fondos previsionales, denominados  A, B, C, D y E. Donde el fondo A es el más riesgoso y el E el más seguro, por su composición en renta variable y renta fija.

En el ciclo de la economía mundial en la que entró el mundo desde la gran recesión de 2007-2009, es decir recesión, lento crecimiento y volatilidad de los mercados financieros, las pérdidas de los fondos especulativos son altamente probables.

Por ello, la Coordinadora de Trabajadores NO + AFP, ha venido recomendando a todos los afiliados cambiarse al fondo E para proteger los ahorros previsionales. Hacer esto no garantiza buenas pensiones, pero al menos los trabajadores afiliados no pierden el dinero de sus fondos, justamente esto es lo que confirman los recientes datos informados por la Superintendencia de Pensiones.

Por Patricio Guzmán